Jueves 14 Diciembre 2017

Instalación de cocinas de exterior (exteriores) para disfrutarlas al aire libre

Las personas que tienen la suerte de disfrutar de viviendas unifamiliares con jardín, 
ya sea en urbanizaciones o también en casas de pueblo de Barcelona
, cada vez es más habitual
que se interesen en la posibilidad de tener un espacio de ocio con cocina al aire libre.

Se trata de un concepto relativamente reciente en el sector de la reforma, pero cada vez tiene más aceptación debido a que permite a toda la familia disfrutar del placer de cocinar y comer con mayor libertad y desenfado. Las posibilidades son infinitas y eso es lo que hace que la perspectiva de tener un espacio de estas características resulte tan atractiva. Todas las ideas son posibles, y el rango de precios -al igual que sucede con una cocina de interior- puede oscilar entre lo que nos costaría instalar una cocina sencilla y lo que supondría optar por equipamientos más sofisticados o incluso de lujo.

Un lugar para cocinar al aire libre puede incorporar muchos aparatos diferentes que en realidad dependen del uso que tenga pensado hacer del espacio. Es importante tener en cuenta si el nuevo espacio se utilizará más para relajarse, divertirse, cocinar o para cualquier otra cosa. Este lugar debe ser diseñado en torno a su estilo de vida y entonces es cuando será utilizado y apreciado realmente.

Hay una serie de problemas adicionales relacionados con la instalación de una cocina en el exterior. En primer lugar, es importante tener en cuenta la durabilidad y características de los electrodomésticos que tenemos intención de utilizar. Algunos materiales son más adecuados que otros, por ejemplo, el acero inoxidable es una opción popular y recomendable, ya que se mantendrá en buen estado en cualquier estación del año. En todo caso, sepa que las mejores marcas suelen tener una gama de aparatos que soportan su instalación y uso al aire libre.

instalación cocina cubierta zon ajardinada

Los aparatos para su cocina al aire libre son una opción muy personal. Por supuesto que debería incluir los esenciales como un refrigerador, una parrilla, un área de preparación de alimentos y una pica con agua corriente. Sin embargo, la gente es cada vez más audaz, y muchos incluyen hornos de piedra tradicionales para hacer pizzas, así como instalaciones de gas para poder cocinar con fogones. Cada vez con más frecuencia se incluyen barras a imitación de las de los bares, o mesas de obra individuales para desayunar y otras más grandes para grupos.

Las posibilidades son infinitas, hay quien instala hamacas y otras personas aprovechan para añadir chimeneas, o sorprendentes sistemas de iluminación y de sonido.

Con estas perspectivas, ¿quién puede resistirse a preparar una suculenta cena para disfrutarla en familia o con los amigos en el momento en que se pone el sol?